Defensas náuticas, qué son, usos, tipos, marcas y precio

Defensas náuticas para barcos

¿Qué son las defensas náuticas?

Las defensas náuticas son dispositivos que se colocan en el costado de la embarcación para protegerla de otros barcos y de elementos fijos del muelle.

En otras palabras, podemos decir que son el “parachoques” del barco, protegiendo su casco de golpes y roces costosos e indeseados.

Las defensas náuticas son elementos imprescindibles de seguridad

Para las personas nada familiarizadas con el argot náutico diremos que son una especie de cápsulas o supositorios que flotan alrededor de las embarcaciones. Si pensamos en un barco atracado en un puerto, a buen seguro nos vienen a la mente imágenes de defensas náuticas.

¿Para qué sirven las defensas náuticas?

El fin de la temporada estival y la llegada del otoño nos obliga a dejar a flote nuestras embarcaciones en el puerto. Ello se traduce en una exposición a las inclemencias y a la resaca cuando los temporales azotan con dureza.

Como sabemos, los barcos se mueven cuando permanecen atracados y los puntos de amarre distan muy poco unos de otros. Si las condiciones son adversas y el movimiento del mar se intensifica, los barcos irremediablemente chocan. Lo pueden hacer entre sí y contra cualquier elemento fijo del puerto.

Con el fin de evitar daños en el casco de los barcos, se idearon y diseñaron las defensas náuticas. Aminorar las consecuencias de esos conatos de impacto entre naves es su función principal.

También juegan un papel importantísimo de defensa y protección cuando realizamos las maniobras de atraque y desatraque.

Son elementos imprescindibles que nos van a ahorrar muchísimos disgustos y dinero en reparaciones. Pero para que eso suceda, las defensas náuticas deben colocarse siguiendo ciertas pautas para que la protección sea óptima.

Además de todo lo mencionado, su funcionalidad también va íntimamente relacionada con el tipo de defensa náutica que escojamos para defender el casco de nuestro barco.

¿Qué tipos de defensas náuticas nos ofrece el mercado?

Existe un amplio abanico de defensas náuticas en función de su forma, diseño y material empleado en su fabricación.

Las más habituales son las fabricadas en PVC. Las mismas incorporan dentro una cámara de aire para realizar con eficacia la función protectora del casco. Ello es así porque este material es altamente resistente a la abrasión solar y a la humedad. También las encontramos de vinilo y hasta incluso inflables.

Para escoger una u otra atenderemos, además de lo mencionado en cuanto a material y diseño, a las medidas de nuestra embarcación. Así, según la forma que presenten podemos encontrar:

Tipo de defensas según su forma

Defensas náuticas cilíndricas

Son ideales para muelles de atraque y las podemos encontrar de diferentes medidas y diámetros para adaptarlas a las necesidades de nuestra embarcación. Suponen, sin ninguna duda, la opción más eficaz y económica en aras de proteger los costados de nuestro barco.

Pueden colocarse vertical (es lo más usual) u horizontalmente para proteger mayor o menor longitud.

Es importante saber que la longitud de las defensas náuticas cilíndricas debe ser igual a 2/3 de la altura de la obra muerta de nuestra embarcación.

Defensas náuticas planas

Al ocupar muy poco volumen, las utilizaremos como elemento de protección cuando los barcos estén muy apretados en el muelle. Fabricadas con espuma de polietileno, no absorben el agua ni los hidrocarburos y jamás se desinflan. Este material semirrígido hace a las defensas náuticas planas las más limpias, porque no ensucian el casco y se adecentan con facilidad.

Tampoco remontan ni ruedan y se pueden utilizar sin problema en las embarcaciones neumáticas. Su almacenamiento es sencillo.

Las defensas náuticas planas se almacenan fácilmente en nuestro barco

Tipos de defensas náuticas según su localización

Defensas náuticas de proa

Las podemos encontrar de diversos materiales y formas (aro, escudo, boomerang…). Al final, todas las defensas náuticas de proa convergen en la misma funcionalidad: proteger la proa de los indeseados golpes del ancla.

Defensas náuticas de popa

Se utilizan para defender la zona trasera de la embarcación y también las podemos encontrar de diferentes formas y materiales.

Otras categorías de defensas

Defensas náuticas adaptables

Habitualmente fabricadas en PVC, son el tipo de defensa náutica más vanguardista del mercado. Por su estructura flexible se adaptan perfectamente a cualquier parte del casco que queramos proteger.

Defensas náuticas para pantalán

Son del tipo bumper y se utilizan para prevenir los choques contra el pantalán durante las maniobras de atraque y desatraque. Es altamente aconsejable en lugares ventosos. Este tipo de defensa va instalada como elemento fijo en la estructura del pantalán (no en la embarcación).

Defensas náuticas de peldaños

Ideadas para cumplir una doble misión: proteger el casco al igual que las otras defensas náuticas y facilitar el acceso y subida a bordo de la embarcación. Se caracterizan por cierta flexibilidad.

Las mejores defensas náuticas de peldaños están fabricadas en PVC resistente a la humedad y al salitre.

Defensas náuticas con eje perforado

Su principal ventaja es que a través de dicha perforación podemos introducir un cabo. Son hinchables y las hay de diferentes tamaños.

¿Qué marcas de defensas náuticas hay en la actualidad?

En Nautic Passio trabajamos con las marcas más punteras del mercado. Analizamos sus productos y ofrecemos a nuestros clientes los más competitivos en el inseparable binomio de calidad-precio. Por ello, en nuestro extenso catálogo encontrarás defensas Polyform o FENDRESS a un precio increíble.

En concreto, comercializamos defensas náuticas Polyform de varios tamaños diseñadas especialmente para proteger las embarcaciones de recreo. Dichas defensas van reforzadas en sus laterales para resistir mucho mejor a las inclemencias del tiempo. Incluyen una válvula de seguridad.

Las defensas náuticas Polyform son una opción ideal para las embarcaciones de recreo

¿Cuáles son los precios de las defensas náuticas?

Si tenemos en cuenta la variada tipología en cuanto a formas y materiales, hablar de un precio unitario sería un error por nuestra parte.

La horquilla de precios es tan amplia como todos los modelos disponibles y esto supone una excelente noticia para los usuarios. La variedad genera oferta y competitividad y ello repercute finalmente en el ahorro del comprador.

Hay defensas náuticas para “todos los públicos” a nivel económico que cumplen con total eficacia su función protectora de los cascos de las embarcaciones.

En Nautic Passio, desde 5,54 € puedes hacer tuya una defensa náutica inflable de eje perforado apto para un cabo de 100x 300 mm en color blanco. A partir de aquí tú decides.

Nuestro consejo, como no podía ser de otro modo, es que te pongas en contacto con tu asesor náutico a la hora de proteger tu embarcación. Sin duda, más vale prevenir que curar. Sólo recordarte que nuestra experiencia en el sector sobrepasa los 25 años y que estamos encantados de ser tu empresa de referencia.

Gracias por hacer de Nautic Passio tu empresa de referencia

¿Aún no tienes protegida tu embarcación?

Tranquilo, estás a tiempo de evitar males mayores. Ponte en contacto con nosotros y encantados te asesoraremos.

Puedes encontrar nuestra tienda física en Port Ginesta, local 519 de Castelldefels (Barcelona), puedes ponerte en contacto con nosotros en el teléfono 652877295 o usando nuestra dirección de correo electrónico info@nauticpassio.com.

 

Comprar una Zódiac, ¿en qué debes fijarte?

zodiac neumática

¿Qué es una zódiac?

Es una clase de “embarcación pequeña, de caucho, inflable y rígida, dotada de un motor fuera borda”. Esta es la definición que encontramos de esta palabra en el Diccionario de la lengua española. Vamos a ir viendo todo lo que tienes que saber para comprar una zódiac y en qué debes fijarte.

A partir de ahí vamos a ir viendo con detenimiento ciertos detalles para que cuando termines de leer el blog puedas comprar una Zódiac y puedas sabes en qué debes fijarte.

Una zódiac es una embarcación pequeña dotada de un fuera borda

Es bastante usual leer escrita dicha palabra con mayúscula y sin tilde, lo cual es incorrecto, porque se debe escribir zódiac en minúscula y con tilde. Encontramos la explicación en el mismo origen de la palabra. El mismo se halla íntimamente ligado a la marca registrada de la empresa francesa ZODIAC®.

La mencionada marca ha pasado a ser un sustantivo común, en un proceso, denominado “designación metonímica de las marcas comerciales”. Hablamos de un procedimiento parecido al que experimentaron en su momento otras palabras como rímel, danone o clínex. Lo que sucede simplemente es que la marca se ha convertido en producto.

Por ello, es muy común que las lanchas neumáticas, hinchables o semirrígidas, se conozcan comúnmente y de manera genérica con el nombre de ZODIAC®.

¿Existen otras marcas que fabrican y comercializan zódiacs (lanchas neumáticas) además de ZODIAC®?

ZODIAC®  nace en 1896 como empresa especialista en globos dirigibles y es, en los años 60, cuando reorienta su actividad hacia la fabricación de embarcaciones neumáticas de recreo. Se convirtió en la pionera y líder de este tipo de producto. Es en este momento cuando se produce la referida metonimia y la marca se come al producto.

En los años sucesivos, en un mercado donde regía, rige y regirá la ley de la oferta y la demanda, otras empresas comenzaran a fabricar y a comercializar lanchas neumáticas. Había nacido una competencia dura y férrea para la marca francesa.

Afortunadamente hoy en día encontramos en el mercado un gran abanico de posibilidades, de modelos y de marcas. Hecho positivo que nos hace poder elegir libremente entre diferentes opciones.

Hecha esta aclaración, ¿qué tipos de lanchas neumáticas hay en el mercado?

Recordamos que, antes de comprar de una lancha neumática, son varias las preguntas que debemos formularnos para acertar en nuestra decisión: ¿cuál es el uso que le pretendemos dar? ¿Somos expertos o principiantes?  ¿Cuánta tripulación o material queremos llevar a bordo? ¿Cuál es la inversión que deseamos hacer? ¿Preferiremos neopreno, poliuretano o PVC? ¿Disponemos de un punto de amarre?

La respuesta a estas preguntas nos hará decantarnos por una  zódiac hinchable o por una zódiac semirrígida.

Existen zódiacs tanto hinchables como semirrígidas

¿Qué generalidades comparten ambos tipos?

A priori, aunque todos estos términos pueden resultarnos similares entre sí y llevarnos a error. Veamos con detenimiento las diferencias y similitudes entre ambos tipos, recordando que todas ellas, sean de un tipo u otro, llevan adicionado en su popa un motor de explosión.

Zódiacs hinchables.

Su particularidad, como su mismo nombre indica, es que toda la embarcación es enteramente de material hinchable. Sólo podremos encontrar en ellas una pequeña variación o diferencia en cuanto al tipo de suelo que tengan:

  • Suelo hinchable (aire a presión) que nos garantizará un montaje sencillo, muy poco peso y una navegación cómoda.
  • Suelo rígido construido con unas tablillas desmontables de aluminio o contrachapado que nos dará mucha más estabilidad, rigidez y velocidad.

¿Qué materiales se utilizan para fabricar las zódiacs hinchables?

En cuanto a los materiales empleados en la fabricación de las zódiacs, son de obligada mención el PVC y el neopreno hypalon. Ambos son aptos pero poseen características diferentes. Veamos sus ventajas e inconvenientes:

PVC

Es un plástico duro, resistente al impacto, ligero, fácil de plegar y disponible en una gama muy variada de colores. Es el más usado en el sector náutico por su manejabilidad, amoldabilidad, resultado y relación calidad precio. Cómo lado negativo tendríamos que destacar que no soporta demasiado bien una exposición continuada y permanente a la abrasión del sol y a la humedad y por lo tanto, es aconsejable cubrir las zódiac de PVC con una lona.

Neopreno hypalon

Es un material muy resistente a los cambios climáticos, robusto, hermético y con una gran capacidad de adhesión. Es por ello que los fabricantes lo emplean para construir lanchas neumáticas pensadas para navegar en zonas difíciles o de las que se espere un alto y continuo rendimiento. En comparación con el mencionado PVC, es muy caro, pudiendo hasta incluso triplicar su precio.

Hay que destacar que las zódiacs que se fabrican actualmente son muy diferentes a las de hace 25 años. Todos los avances experimentados en la tecnología han permitido una modernización en sus diseños. Diseños que se ejecutan por ordenador, haciéndolas más estables, más veloces y mucho más baratas.

La principal ventaja de este tipo de embarcación es que cumple con todas las expectativas para disfrutar plenamente del mundo de la navegación. Nos ofrece muchísimas ventajas en cuanto a su mantenimiento y transporte. Recordemos que su montaje, desmontaje, transporte y conservación es sencillísimo.

Las zódiacs hinchables son baratas y su conservación y almacenaje muy sencillo.

Destacar, que en Nautic Passio tenemos para ti un amplio surtido de zódiacs y un tipo de lancha neumática hinchable capaz de cumplir tus expectativas ¿Quieres saber su precio? Te diremos que es inferior a 240 €.

Zódiacs semirrígidas

Recordar que las zódiacs o lanchas neumáticas semirrígidas son un tipo de embarcación  híbrida o mixta, en las que el casco es rígido (construido con fibra de vidrio habitualmente) y el flotador es neumático (habitualmente de hypalon neopreno).

Conocidas de manera coloquial con el nombre de RIB (en inglés “rigid inflatable boat”). Se inventaron para eliminar el principal problema de las embarcaciones neumáticas hinchables. El mismo no es otro que la zozobra y el peligro que se producen si se daña su cámara de aire. Con una lancha o zódiacs semirrígida disfrutaremos de mayor eslora y de capacidad de planeo. Estamos ante un tipo de embarcación ligera, rápida, que consume muy poco y que no necesita un motor demasiado potente.

En cuanto a los puntos negativos de las zódiacs semirrígidas hay que destacar:

  • Forzosamente necesitaremos un remolque para poder transportarlas o,
  • Tendremos que dejarlas amarradas en puerto con el consiguiente y adicional gasto del punto de atraque. Dependiendo del puerto, lo encontraremos en compra o en alquiler.

¿Qué tipo de motor adicionaremos a nuestra zódiac?

Para saber el tipo de motor que mejor se adapta a nuestra lancha neumática, tendremos en cuenta su tamaño (eslora) y la velocidad que queramos conseguir. No obstante, en este punto nosotros siempre recomendamos que te pongas en contacto con un experto náutico para conseguir el tándem “embarcación-motor” perfecto y adecuado para ti.

Accesorios imprescindibles al comprar una zódiac

Hay muchísimos, pero vamos a reseñar como básicos los siguientes:

  • El kit de reparación que incluya pegamento, pincel para su aplicación, limpiador de superficies de PVC y los correspondientes parches.
  • Remos desmontables ligeros. Los usaremos si el motor de nuestra zódiac nos da problemas, se avería o naveguemos por zonas que hagan recomendable su uso.

¿En qué nos fijaremos a la hora de comprar una zódiac?

Lo primero a tener claro será la utilidad que le vamos a dar a la zódiac y el precio que nos queremos gastar. A partir de ahí se te abre un abanico inmenso de posibilidades interesantísimas que te hemos ido explicando. Ahora ya puedes responderte al titular “comprar una zódiac, ¿en qué debes fijarte?” Ahora ya lo sabes.

No lo dudes, ponte en contacto con nosotros y encantados te asesoraremos para que puedas empezar a disfrutarla cuanto antes.

¡Nos vemos en los mares!

Chalecos salvavidas para perros, ¿cómo elegirlo?

¿Cómo elegir un chaleco salvavidas para tu perro?

Cada día es más frecuente ver, tanto en vivo y en directo, como en imágenes de Internet, a nuestras mascotas portando chalecos salvavidas para perros. Y es que ello es conveniente a la hora de navegar o de practicar cualquier tipo de deporte o actividad acuática.

Ello es obvio, porque son parte de nuestra familia y queremos que disfruten y estén presentes en nuestros mejores momentos. Y, además, es lo más conveniente en aras de protegerlos y dotarlos de la mayor seguridad mientras disfrutamos de ellos y del mar. Conjugar los dos placeres es posible, te contamos cómo…

Protege a tu mascota con un chaleco salvavidas específico

¿Qué nos dice la legislación sobre los chalecos salvavidas para perros?

El literal de la ORDEN FOM/1144/2003, de 28 de abril, establece que:

  • Las embarcaciones que naveguen en la Zona 1 llevarán como mínimo un chaleco salvavidas por persona autorizada, más un 10% del total.
  • Las embarcaciones que naveguen en las Zonas 2 a 7 llevarán como mínimo un chaleco salvavidas por persona autorizada.
  • Se proveerán chalecos salvavidas para el 100% de niños a bordo.
  • Los chalecos salvavidas inflables serán revisados anualmente en una Estación de servicio autorizada.

Según vemos, nada se establece al respecto de la obligatoriedad. El literal de la ley no exige que nuestros perros lleven un chaleco salvavidas cuando van con nosotros a bordo. Ello no significa que no sea lo mejor.

¿Qué significa que la legislación no diga nada con respecto a este supuesto?

Las leyes se van elaborando cuando va surgiendo casuística nueva sobre la que no existe legislación a aplicar. Por poner un ejemplo, hace veinte años era impensable una legislación sobre internet o uso de redes sociales. A buen seguro no se pasará mucho tiempo para que tengamos una norma que regule el uso de los chalecos salvavidas para nuestras mascotas.

¿Todos los perros son buenos nadadores?

Son cuestiones que pueden sonar a tópico pero que realmente no lo son. Se dice que por su instinto todos los perros saben nadar desde su nacimiento, lo cual no significa que todos sean grandes nadadores. De hecho, hay perros que tienen verdadera fobia al agua.

¿Qué razas o tipos de perros son peores nadadores? ¿Por qué?

Hay perros que nadan con ciertas dificultades porque su complexión o sus características no son las más ideales al respecto (patas muy cortas, cuello corto). Algunos respiran con cierta dificultad porque su pelaje es muy grueso o pesado. En otros casos, hay canes que han desarrollado miedo al agua por alguna experiencia traumática vivida a la hora del baño o en algún episodio de ahogamiento. Entre ellos encontramos razas como Bulldog, Bichón Maltés, Pekinés, Terrier Escocés, Shih Tzu, Pug, Salchicha…

En base a lo visto, ¿qué conclusión podemos sacar?

La conclusión es que, pese al vacío legal y pese a que quizá nuestro perro sea de una raza que se defienda bien en el agua, lo mejor y lo más seguro es que lleve chaleco salvavidas. Lo debe llevar cuando vayamos a navegar, cuando estemos adiestrándolo cerca del agua (ya sea en el mar, en el río o en una piscina) o cuando realicemos deportes naúticos (pesca, vela, surf, kayak, moto de agua…). Con lo cual, chaleco salvavidas SÍ o SÍ para nuestra mascota por muchas razones.

Por tranquilidad, por seguridad y por disfrute. También porque aunque sepa nadar le supondrá una ayuda importante a la flotabilidad, en caso de accidente o caída al agua, y porque lo podremos identificar fácilmente si elegimos un chaleco de un color llamativo.

Chaleco salvavidas para perros SÍ o SI, porque ellos en ocasiones son mucho más vulnerables que nosotros. La razón es obvia. Ellos no pueden prever la magnitud del peligro al que pueden estar expuestos y dependen de nuestra voluntad porque carecen de poder de decisión. Seremos nosotros los que digamos SÍ a su SEGURIDAD, considerándolos “un tripulante más” a bordo.

Chalecos salvavidas para perros SÍ o SÍ

¿Cómo será el chaleco ideal para nuestro perro?

Nos decantaremos por un chaleco salvavidas para perros que se adapte perfectamente a la complexión y a las características físicas de nuestra mascota. Estas son las previsiones que tendremos en cuenta:

  • Intentaremos que su forma sea anatómica para que le aporte la mayor comodidad y amplitud de movimientos posible.
  • Escogeremos, como hemos comentado, un color llamativo para poder reconocerlo fácilmente en la distancia.
  • A ser posible, lo cogeremos con asa lateral para poder sacarlo del agua, si fuera necesario.
  • Lo ideal es que la tela usada en su fabricación sea “antidesgarro” (nylon o neopreno) y fuerte. Ello hará que nuestra mascota no pueda romperlo fácilmente con las uñas o con los dientes jugueteando.
  • Que disponga de una hebilla donde poder enganchar la correa del paseo.
  • Que sea sencillo y fácil de poner con enganches ajustables.
  • Qué vaya acolchado y le sea suave al roce con su pelo y piel.
  • Escogeremos un chaleco salvavidas para perros que no les llegue a cubrir toda la espada ni tampoco la cola. La razón es que la misma es la encargada de controlar la dirección de la natación del animal en el agua.
  • Qué su tejido sea fácilmente lavable con agua y jabón para mantenerlo limpio.

¿Cómo sabremos cual es la talla de chaleco salvavidas que nuestro perro necesitará?

El equipo técnico y humano que conforma Nautic Passio tiene al respecto un consejo para ti. Para elegir de manera correcta los chalecos salvavidas para perros, tendremos en cuenta fundamentalmente el peso del animal.

TALLA PESO
S Menos de 10 kilos
M De  10 a 25 kilos
L Más de 25 kilos

Si por su raza o por cualquier otra razón, el largo de su tórax o el contorno de su pecho se salen de los parámetros de la normalidad, contacta con tu experto náutico. Como expertos que somos, os asesoraremos y que juntos veremos con mayor detenimiento la mejor opción para vuestra mascota.

De igual modo, si consideráis que vuestra mascota es muy pequeña porque tengáis un chihuahua, un pomerania, un bichón frisé o similar, también debéis consultarlo. En el mundo Nautic Passio tu seguridad y la de los tuyos es primordial para nosotros.

Contacta con nosotros si tienes alguna duda.

Esperamos que nuestro pequeño tutorial haya sido de ayuda. Para un asesoramiento más personalizado contacta con nosotros. Ya sabéis que nos podéis encontrar en nuestra tienda física en Port Ginesta o en nuestra tienda online en la web www.nauticpassio.com, donde encontrarás una gran variedad de chalecos salvavidas para perros.

En Nautic Passio encontrarás los mejores chalecos salvavidas para tu mascota

Ya no tienes excusa para disfrutar con tu mejor amigo de un paseo en velero, un chapoteo donde rompen las olas jugando con su pelota favorita o una divertida experiencia en kayak. Tú sueñas y nosotros te ayudamos a soñar.

Embarcaciones neumáticas, tipos y precio

Existe la falsa creencia de que para poder disfrutar del mundo náutico hay que tener un “buen bolsillo”.  Abajo los tópicos. Hoy día es posible navegar y divertirse a un coste verdaderamente interesante y reducido. La diversidad de embarcaciones neumáticas que podemos encontrar en el mercado las hacen un producto apto para todos los públicos. Confía en nosotros y sigue leyendo. Empecemos por el principio…

¿Qué son las embarcaciones neumáticas?

Recordemos el concepto de neumática como tecnología que se encarga del estudio y aplicación del aire comprimido.

Si aplicamos esta definición al argot náutico, nos encontramos con que una embarcación neumática es un artilugio (lancha, barca…) capaz de navegar sobre o dentro del mar utilizando la energía que genera el aire comprimido en un circuito.

A la hora de comprar una embarcación de este tipo son varias las preguntas que debemos hacernos: ¿cuál es el uso que le pretendemos dar? ¿somos expertos o principiantes? ¿cuánta tripulación o material queremos llevar a bordo? ¿cuál es la inversión que deseamos hacer? ¿preferiremos neopreno, poliuretano o PVC?

Dentro de ellas podemos distinguir, por sus características generales, dos grandes grupos: las embarcaciones neumáticas hinchables y las embarcaciones neumáticas semirígidas.

¿Qué son las embarcaciones neumáticas hinchables?

Son barcas, lanchas, kayaks o canoas en las que toda la embarcación es hinchable, a excepción del suelo.  El mismo puede ser inflable (de PVC) o estar formado por una serie de tablillas desmontables de aluminio o contrachapado, que dotarán al hinchable de mayor seguridad.

Como norma general, cuentan con dos o tres cámaras de aire. De un modo u otro, estamos ante un tipo de embarcación que nos aporta muchísimas ventajas. De fácil transporte y almacenamiento, la plegaremos y podremos llevar en nuestro vehículo. Con ello prescindiremos de tener que utilizar forzosamente un remolque y nos evitaremos el coste del punto de amarre.

No ocupa demasiado espacio una vez se encuentra perfectamente plegada y la podremos conservar en nuestro garaje o trastero. Allí la tendremos hasta la próxima vez que la vayamos a utilizar.

Por otra parte, es reseñable que su precio es ciertamente inferior al de una neumática semirrígida. También serán mucho más baratas sus piezas de repuesto. Con ella podremos hacer excursiones y paseos de día muy placenteros. Si tenemos que ponerles algún inconveniente, diremos que son más lentas y que no podremos navegar con ellas adentrándonos demasiado.

Dentro de estas embarcaciones neumáticas hinchables las encontramos de diferentes tamaños, materiales (neopreno, nylon, PVC), diseño, accesorios y prestaciones. Si tenemos clara la respuesta las preguntas obligatorias que antes mencionábamos, llevamos mucho camino adelantado. Así, conforme vayamos leyendo, tendremos claro qué tipo de embarcación neumática es la que se ajusta a lo que queremos y necesitamos. Así, debemos distinguir entre:

Lanchas o barcas hinchables pequeñas

Apenas alcanzarán los dos metros de eslora y funcionan con remos o con un pequeño motor fuera borda. Por su tamaño son ideales para aproximarnos a acantilados o a la línea de costa. Por supuesto, también son perfectas para ser usadas como embarcación auxiliar de veleros y yates. Sin duda, este tipo de embarcación nos permitirá disfrutar de la navegación a un coste muy pequeño (abajo los tópicos). Hoy día el mercado nos ofrece embarcaciones neumáticas baratas, muy baratas.

Barcas hinchables de pesca o barcas de corpfishing

Si te apasiona el mar y pescar, el equipo experto y humano que conforma Nautic Passio te recomienda dar un paso más. La práctica de este deporte “desde dentro” te hará disfrutar desde otro prisma. Grandes pescatas, piezas de mayor dimensión, especies poco conocidas y otro tipo de técnicas para aprender disfrutando.

¿Qué tipo de características debe presentar este tipo de embarcación neumática? Deben tener el suelo rígido para aportar mayor estabilidad y poder soportar mayor peso y tripulación. Para cumplir con su finalidad, disponen de varios soportes en los laterales para poder plantar las cañas de pescar. Es importante saber que también las encontraremos con una protección específica contra las rocas.

Kayaks o canoas hinchables

Los podríamos definir como de “todoterrenos” por su enorme versatilidad; podremos navegar con ellos en el mar y también por el río. Cómo sabéis, el kayak se trata de un tipo de embarcación larga y muy estrecha usada para actividades de recreo y para la competición.

Son incomparables con los modelos rígidos en cuanto a su estabilidad y seguridad, pero nos proporcionan experiencias muy divertidas a “low cost”. Muy ligeros, una vez plegados, caben perfectamente en una mochila. Habitualmente los encontraremos de PVC o vinilo y su fabricación es bastante similar al de una lancha neumática.

Lanchas hinchables a motor o lancha neumática

Para amantes de más velocidad y de descubrir más. Con ellas podrás adentrarte en alta mar a mayor velocidad y hacer trayectos largos en poco tiempo. Se trata de adicionar un motor de explosión en la popa de nuestra lancha neumática, pero ¿qué tipo de motor? En el mercado los encontraremos con una potencia de 2 a 300 CV (el abanico es amplio).

¿Motor de gasolina, eléctrico o diésel? Los motores de gasolina son muy potentes y con ellos alcanzaremos mucha velocidad pero deben ser objeto de un continuo y especial mantenimiento.

Los motores eléctricos son muy fáciles al uso, son respetuosos con el medio ambiente y disponen de varias marchas o velocidades hacia adelante y hacia detrás.

Por último, los motores diésel son los más potentes con un menor consumo pero ello implica un coste bastante más elevado. Ello explica que sean los menos usados. Recordar que si nuestra embarcación monta un motor de más de 15 CV debemos obtener una licencia de navegación para su manejo.

Deslizadores náuticos

Íntimamente relacionados con las embarcaciones hinchables neumáticas están estos instrumentos enfocados para la diversión y las emociones fuertes en el agua.

Remolcados a gran velocidad se deslizan por el agua haciendo las delicias de los más aventureros y provocando risas y momentos únicos cuando al hacer alguna pirueta o tomar una curva cerrada sus tripulantes caen al agua.

Están en plena moda y su uso se va extendiendo cada vez más por todas las playas de nuestro litoral por su alto componente de diversión. En Nautic Passio tenemos una excelente gama de deslizadores náuticos.

¿Cuál es el precio de las embarcaciones neumáticas?

Por último hablaremos de su precio de mercado. Como siempre, el abanico va a ser muy amplio y todo va a depender de los factores que hemos ido señalando.

Así, podremos encontrar embarcaciones neumáticas desde 200 € (ideales para niños) hasta los 3.000 € si queremos darles un uso profesional. No obstante, hay una gama media muy interesante que perfectamente cumplirá nuestras expectativas y que se adaptará plenamente a nuestro bolsillo.

En este punto, es prioritario el consejo de un experto. No lo dudes, ponte en contacto con nosotros.

¿Qué son las embarcaciones o lanchas neumáticas semirrígidas?

Al principio decíamos que podíamos dividir las embarcaciones neumáticas en dos grandes grupos. Pues bien, vamos a abordar (nunca mejor dicho) este segundo gran grupo. Las lanchas neumáticas semirrígidas son un tipo de embarcación mixta, en las que el casco es rígido (construido con fibra de vidrio habitualmente) y el flotador es neumático fabricado en poliuretano o PVC.

También se conocen con el nombre de RIB (en inglés “rigid inflatable boat”) y se inventaron para eliminar el principal problema de las embarcaciones neumáticas hinchables: la zozobra y deriva cuando se daña su cámara de aire.

Además, disfrutaremos de mayor eslora y de capacidad de planeo. Si los comparamos con un barco tradicional también encontramos una serie de ventajas. Son ligeros, rápidos, consumen poco y no necesitan un motor tan potente.

Presentan un gran inconveniente. Sólo podremos desinflar los laterales (tubulares) y tendremos que transportarlas en un remolque, o bien, conservarlas amarradas.

Si optamos por la última opción es aconsejable solicitar plaza o inscribirse en la lista de espera creada al efecto. Evidentemente, ello también repercutirá en nuestra economía. Su gasto de transporte, conservación y mantenimiento será siempre mayor al de una embarcación neumática hinchable.

Como punto fuerte diremos que el mercado español ofrece una amplia gama y oferta de lanchas semirrígidas. De fabricación española o de importación, con motores fueraborda, hidrojets o intrabordas y con esloras hasta de más de 16 metros para todo tipo de actividades (profesionales o de recreo), con muchísimas prestaciones y de altísima gama.

¿Tienes alguna duda? Contáctanos

Creemos que este pequeño tutorial es suficiente para ayudarte a elegir la embarcación o lancha neumática que mejor se adapte a tus necesidades.

No obstante, como apasionados del sector y expertos, quedamos a tu entera disposición para resolver cualquier duda que te pueda surgir al respecto. Contacta con nosotros o llámanos y sé bienvenido al mundo Nautic Passio.

Chalecos deportivos salvavidas, tipos, materiales y precios

deportistas usando chalecos salvavidas deportivos

¿Qué son los chalecos salvavidas deportivos?

Los chalecos salvavidas deportivos son dispositivos de seguridad que utilizaremos cuando vayamos a realizar determinados deportes náuticos. Nos referimos a actividades tipo kayak, piragua, moto de agua, vela ligera, wake boarding… Su índice de flotabilidad no es tan alto como el de un chaleco salvavidas.

Con lo cual, es un chaleco más apropiado para usar cuando estemos cerca de la costa.  Nos aportará una pequeña ayuda a la flotabilidad y nos ayudará a mantenernos a flote sin hacer demasiado esfuerzo.

¿Qué diferencia a un chaleco salvavidas deportivo de un chaleco salvavidas?

A la hora de comprar chalecos salvavidas deportivos, es conveniente conocer los distintos tipos que existen en el mercado. Veremos que los  hay para diversos usos, las diferencias que hay entre ellos y qué dice la normativa. En dicha diferenciación hay un criterio importantísimo: el índice de flotabilidad.

¿Qué es el índice de flotabilidad?

La flotabilidad es la capacidad que, en base al Principio de Arquímedes, tienen los cuerpos para sostenerse dentro de un fluido o líquido. Los chalecos salvavidas miden su índice de flotabilidad en Newtons. No en pocas ocasiones nos preguntáis qué son realmente los famosos Newtons. Vuestras dudas llegan en cuanto a la eficacia que tendrán y si verdaderamente conseguirán que flotemos en caso de caída fortuita al agua.

En de nuestra seguridad, es vital seguir la normativa CE por diversas razones. Recordamos que las empresas que se dedican a su fabricación, no precisan con exactitud cuál es el peso máximo aguantado por los chalecos en un momento dado.

¿Qué tipos de chalecos salvavidas deportivos existen en función de su flotabilidad?

En función de la citada flotabilidad, podemos distinguir cuatro tipos de chalecos:

  • Chalecos de 50 N: son chalecos de ayuda a la flotabilidad indicados para actividades acuáticas que se desarrollen cerca de la orilla. Nos referimos a deportes tipo vela, kayak, piraguas, motos de agua, etc. Por ello, les llamaremos chalecos deportivos para distinguirlos de los chalecos salvavidas. Un dato importante es que no están incluidos en la normativa del Ministerio de Fomento para su utilización en la navegación de recreo. Su índice de flotabilidad es de tan solo 5 Kg y no nos garantizan que la cara de la persona vaya a quedar fuera del agua. Por ello, su uso NO es recomendable para niños pequeños o malos nadadores.
  • Chalecos de 100 N: son los indicados para embarcaciones de vela y motor que realicen salidas a menos de 5 millas de la costa. Pueden mantener a flote a una persona que apenas sepa nadar. Su flotabilidad es de 10 Kg y con ellos se puede flotar en aguas calmas mientras se espera el rescate.
  • Chalecos de 150 N: Sin duda son los más usados en la náutica de recreo y son los que necesitan los barcos que naveguen hasta 60 millas de la costa. Permiten mantener boca arriba a una persona que se halle inconsciente o que no sepa nadar en mar abierto
  • Chalecos de 275 N: Son el tipo de chaleco homologado para navegar en la zona oceánica o de altura. El gran volumen que alcanza al ser inflado dificulta el movimiento. Es el indicado para alta mar, para situaciones extremas y para trabajadores de plataformas petrolíferas.

¿Qué significa que un chaleco salvavidas está homologado?

En función de las actividades náuticas a y dependiendo de la zona en la que vayamos a hacer deporte o navegar, escogeremos el chaleco idóneo en cuanto a Newtons. Además, por supuesto, compraremos siempre un chaleco homologado.

En España, la homologación CE o SOLAS es sinónimo de seguridad y eficacia.  La misma, nos dará plena garantía de que nuestro chaleco ha superado todos los ensayos establecidos por la normativa en su fabricación. A continuación nos vamos a centrar en los chalecos de 50 Newton, es decir, en los chalecos  salvavidas deportivos.

Chalecos de 50 Newton o chalecos deportivos

Los encontraremos de diferente colorido, diseño, tejido, estilo, precio, etc. Recordar que por el momento no hay ningún color o colores obligatorios y que la libertad en este aspecto es absoluta.

Tampoco es necesario que lleve ningún área reflectante. La elección de uno u otro, se basará en el tipo de actividad deportiva (kayak, vela ligera, moto acuática, canoa…) a realizar.  Encontraremos modelos fabricados expresamente para cubrir las necesidades de seguridad de ciertas especialidades deportivas.

¿Qué tipos de chalecos salvavidas deportivos nos ofrece el mercado para realizar actividades acuáticas?

  • Chaleco deportivo para kayak: jamás cogeríamos un chaleco salvavidas porque serían muy incómodos a la hora de moverse. Como ya hemos dicho, el ideal es un chaleco de 50 N (de ayuda a la flotabilidad). El mismo deberá ser corto (porque iremos sentados) y dejar las axilas lo más liberadas posibles para poder remar sin rozaduras. Y, por supuesto, fácil y cómodo de quitar y poner.
  • Chaleco deportivo para kayak de pesca: por su utilidad, escogeremos un chaleco provisto de más bolsillos para guardar aperos de la pesca y más abierto en los costados para facilitar los movimientos.
  • Chaleco deportivo para moto de agua: compraremos un chaleco deportivo de 50 N cuando alquilemos moto acuática para utilizar en un circuito cerrado con balizas y vigilado por un instructor. Así se especifica claramente en el art. 9 del Real Decreto 259/2002, de 8 de marzo al establecer que “cualquier usuario de una moto náutica, tanto si está a su gobierno como si es pasajero, deberá llevar puesto un chaleco salvavidas homologado por la autoridad que corresponda según la nacionalidad del propietario, salvo que posea el marcado de conformidad CE, con un mínimo de 100 N de flotabilidad para la modalidad de uso particular o arrendamiento por días y de 50 N para la modalidad de alquiler por horas o fracción, si no sale del circuito. El chaleco deberá disponer de silbato para llamar la atención”. Con lo cual, usaremos uno u otro en función del uso que vayamos a hacer de la moto acuática. El ideal es un chaleco salvavidas deportivo cómodo a la conducción, de cuello abatible y de color llamativo. Es muy útil que la moto disponga la opción de tener unido nuestro chaleco con la llave de arranque. De este modo, en caso de caía al agua, la moto aminorará rápidamente la velocidad y se detendrá.
  • Chaleco para kitesurf: cuando empecemos practicar este tipo de deporte compraremos un chaleco 50 N que incorpore un sistema de fijación para el trapecio. Lo ideal es que también disponga de refuerzos en Ripstop en las áreas que soportan mayor abrasión. Cuando seas un alumno aventajado o un experto en estas disciplinas, tendrás que optar por un chaleco anti-impacto. El mismo te protegerá de los golpes cuando realices ensayos y piruetas. Deberá quedarnos muy ajustado al cuerpo para que no se suba (al mojarse siempre ceden un poco).

¿De qué tipo de material están hechos los chalecos salvavidas deportivos?

Ya hemos adelantado que hay multitud de modelos en el mercado. En cuanto a sus materiales, los encontraremos de tres tipos: de nylon, de neopreno y de ecopreno.

  • Chaleco deportivo de nylon: nos aportará ligereza, versatilidad, un bajo nivel de absorción de agua y un secado rápido.
  • Chaleco deportivo de neopreno: el neopreno es sinónimo de flexibilidad, confort, comodidad y suavidad que nos dará muchísima facilidad de movimiento. Por otra parte nos aportará cierto calor corporal (aislante térmico), que nos permitirá disfrutar del mar fuera de la temporada estival. Por el contrario, su precio es un poco más elevado.
  • Chaleco deportivo de ecopreno (neopreno que no utiliza petróleo en su proceso de elaboración): es un material menos conocido a priori. En cuanto a ventajas es insuperable además de no tóxico y ecológico. Su precio es bastante más elevado que los de nylon y neopreno.

¿Cuál es el mejor chaleco deportivo salvavidas?

A partir de este punto entra en juego el diseño… Cremallera frontal o lateral, número de hebillas, drenaje de agua, silbato, colorido, bolsillos… Conjuga seguridad y estilo con Nautic Passio. Ponte en contacto con nosotros y encantados te atenderemos. No te quedes con ninguna duda. Recuerda que somos especialistas en productos náuticos.