Baterías náuticas para barcos, ¿cuáles comprar ¿Cómo elegirlas?

Para respondernos a estar preguntas sobre baterías náuticas o marinas lo primero que debemos tener en cuenta son las características de nuestra embarcación. Así, por ejemplo, no usaremos el mismo tipo de batería o baterías en un velero que en una lancha neumática pequeña. Ello nos deja claro que la elección va a venir marcada por nuestras especiales necesidades.

Con lo cual, teniendo esta cuestión clara y sirviéndonos de un experto náutico en caso de duda, vamos a ver las distintas opciones de baterías náuticas para barcos. Al final de la entrada tú mismo sabrás responder a las preguntas mencionadas al principio: ¿cuáles comprar? ¿Cómo elegirlas?

Recordemos que las baterías náuticas son la única forma capaz de almacenar la energía a bordo. En base a ello, debemos elegirlas convenientemente para garantizar que sean acordes a nuestras necesidades reales. Procederemos a instalar baterías que tengan una buena capacidad de almacenamiento para tener operativos todos los servicios de nuestro barco. Con ello nos evitaremos la molestia de tener que recargarlas con cierta asiduidad.

En efecto, dependiendo del tipo de embarcación en el que queramos instalar la batería náutica, tendremos que optar por elegir una o varias baterías de un tipo u otro. A continuación vamos a ver las diferentes opciones que nos podemos encontrar.

Número de baterías náuticas en una embarcación

Como decíamos, las características de nuestro barco nos van a indicar cuántas baterías náuticas necesitamos instalar y si deben ser de ciclo corto o, por el contrario, de ciclo profundo. Así, y exceptuando obviamente las embarcaciones que funcionan sin necesidad de ser propulsadas por un motor, nos encontramos:

Embarcaciones que tienen una sola batería

En este caso habrá sólo una batería de arranque. Como sabemos, estas baterías están ideadas para suministrar mucha corriente en un periodo de tiempo corto para poder arrancar el motor. Da igual si el barco es más grande o más pequeño, la capacidad de la batería es imprescindible y esencial para poder proceder a la arrancada.

Esta batería se utiliza para arrancar el motor y para accionar ciertos elementos como la bomba de achique o la sonda. Cuando arrancamos el motor, la batería se queda cargada porque el alternador se encargará de cargar la batería justo después del arranque.

La utilizaremos en embarcaciones en las que solo necesitemos energía para arrancar el motor y no habrá más elementos eléctricos. El ejemplo perfecto sería una lancha hinchable que funcione con motor fueraborda.

A la hora de adquirir estas baterías de arranque (o de ciclo corto) hay un valor a tener muy en cuenta además de la capacidad de la misma. Se trata de la CCA, parámetro que mide la potencia de arranque de la batería en frío (en su pico máximo). Todo ello durante 30 segundos y a -18 grados centígrados.

Embarcaciones con dos baterías

En este caso nos encontramos con que el suministro eléctrico se halla dividido en dos partes. Es decir, habrá dos baterías: una de arranque de ciclo corto y otra de servicio de ciclo profundo.

Con la primera proporcionaremos la energía suficiente al motor de arranque y también se utiliza para el molinete del ancla y para el motor de la hélice de proa. Este tipo de batería no admite bien muchos ciclos prolongados de descarga. Su vida útil se sitúa en torno a las 400 cargas y descargas.

La batería de arranque hará posible que podamos poner en marcha el motor de nuestra embarcación.

Con la batería de servicio (de ciclo profundo) daremos energía a las bombas de achique, a toda la iluminación, al frigorífico, al radar, al equipo de navegación, al hornillo… Este tipo de baterías aguanta estar descargada por bastante tiempo sin estropearse. El ciclo de descargas de su vida útil ronda los 2.000 (cargas-descargas).

Embarcaciones con una batería combinada

En este tipo de barcos, sólo encontraremos una batería que se utilizará para arrancar el motor y para dar energía al resto de suministros eléctricos. Hablamos de una batería conocida en el mercado como “dual” y que aúna las ventajas de ambos tipos de baterías (de arranque y de servicio) en una sola.

Por ello, es un tipo de batería frecuentemente muy usada en las embarcaciones de recreo. Proporcionan un excelente resultado en cuanto a capacidad y a durabilidad y utilizan un mismo circuito para dar energía a todos los elementos eléctricos del barco.

Aparentemente, este tipo de batería de doble función o dual es igual que las de servicio, pero eso no es así. Si nos fijamos bien, comprobaremos que su tamaño es mayor y que su ficha técnica también indicará una capacidad superior.

Con todos estos datos y con un poquito de ayuda de tu experto náutico, ya estarás en condiciones de contestarte a las preguntas que formulábamos al principio sobre baterías náuticas: ¿cuáles comprar? ¿Cómo elegirlas?

¿Dónde ubicamos las baterías náuticas en nuestra embarcación?

Añadimos este apartado en la entrada porque son muchísimos que los clientes que se ponen en contacto con nosotros para preguntarnos sobre ello. Especialmente en embarcaciones dotadas de dos o más baterías.

Hay que tener claras ciertas premisas para todo tipo de baterías náuticas:

  • No se deben ubicar en el mismo habitáculo del motor. La razón es simple. El calor que desprende este último deteriora y degrada la batería.
  • Lo ideal es instalarlas en un lugar que tenga ventilación, aunque en ocasiones es complicado según el tipo de embarcación.
  • No debemos colocarlas en las sentinas porque en caso de inundación, el agua alcanzará a la batería y se producirá un cortocircuito. El problema de colocarlas en las sentinas del barco, es que como haya una inundación, el agua llegará pronto a las baterías, produciendo el consiguiente cortocircuito e inutilizándolas.
  • Un sitio ideal de ubicación sería bajo los asientos de la cabina.

Seguir las instrucciones de uso y mantenimiento dadas por el fabricante y el distribuidor es importantísimo para optimizar su rendimiento y eficacia al máximo.

¿Cómo contactar con nosotros?

Como el asunto no es baladí, tiene muchos aspectos técnicos y genera dudas, ponte en contacto con nosotros y gustosos te resolveremos todas las cuestiones que precises sobre baterías náuticas. Recuerda que nos avalan 15 años en el sector. Gracias por hacernos tu tienda náutica de referencia.

Recordarte que puedes encontrar nuestra tienda física en Port Ginesta, local 519 de Castelldefels (Barcelona), puedes ponerte en contacto con nosotros en el teléfono 652- 877295 o usando nuestra dirección de correo electrónico info@nauticpassio.com

¡Felices vientos grumetes!

 

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *