¿Qué diferencia hay entre un limpiaparabrisas náutico y uno de coche?

En ocasiones las similitudes o características comunes de ciertos elementos o utensilios nos lleva a engaño y en nuestra mente se instala la idea de identidad plena. Algo así sucede con el tema que tratamos en esta entrada. Veamos con detenimiento la diferencia entre un limpiaparabrisas náutico y uno de coche. Vamos a comenzar realizando un breve repaso sobre los conceptos primordiales.

¿Qué es un limpiaparabrisas náutico?

El limpiaparabrisas náutico es un dispositivo utilizado para arrastrar el agua y la suciedad que se va acumulando en el parabrisas de un vehículo o medio de locomoción. Cuando pensamos en la palabra “limpiaparabrisas” la asociamos a los automóviles, pero no son de uso exclusivo de los mismos. Existen también aplicados a autobuses, tranvías, locomotoras de tren, aviones y barcos.

¿En qué consisten exactamente los limpiaparabrisas?

El invento de la norteamericana Mary Anderson estaba ideado, en un primer momento, para los automóviles. Conforme se fue demostrando su enorme utilidad se fue adaptando (con sus particularidades) a otros  medios de transporte.

Los limpiaparabrisas fueron inventados por Mary Anderson y en primer lugar estaban pensados para los coches.

Consiste básicamente en un brazo que gira en torno a uno de sus extremos. El mismo posee un largo borde de goma adosado a uno de sus lados. El brazo se mueve en sentido oscilatorio y pendulante sobre el vidrio, desplazando el agua de la superficie y eliminando la suciedad.

¿Qué diferencia hay entre un limpiaparabrisas náutico y uno de coche?

Acabamos de ver que ambos tipos comparten similitudes en cuanto a utilidad y piezas que lo componen (el brazo pantógrafo y las escobillas), pero evidentemente también existen entre ellos ciertas diferencias. Señalaremos las siguientes:

La obligatoriedad

El limpiaparabrisas es un elemento de uso obligatorio en los coches. Es más, también es imprescindible que todos sus elementos se encuentren en perfecto estado para poder realizar su cometido. Si no es así, al pasar la Inspección Técnica de Vehículos, nos indicarán su “no aptitud”.

Sin embargo, en las embarcaciones su uso no es obligatorio. Y además es lógico. Llevarán incorporado el limpiaparabrisas aquellos barcos que dispongan de cabina y parabrisas. Es ilógico pensar en su instalación si hablamos de un pequeño barquito pesquero o una neumática inflable básica y sencilla.

El uso del limpiaparabrisas náutico no es obligatorio, aunque sí es recomendable en los que disponen de cabina y parabrisas.

Materiales empleados en su fabricación

Ni qué decir tiene que hoy día todos los materiales utilizados para fabricar los limpiaparabrisas pasan controles exhaustivos y exigentes test de calidad.

Es lógico por la importancia que posee dicho elemento en cuanto a la seguridad en la conducción. Si además pensamos que los limpiaparabrisas náuticos están diseñados para vivir en el mar constantemente, tendremos claro que sus materiales deben poseer unas especiales características que los haga resistentes a la erosión, a la humedad, al salitre y al resto de inclemencias climatológicas.

Por ello, el acero inoxidable es una elección excelente para el brazo pantógrafo.

Mecanismo de funcionamiento

Aunque cada vez van siendo menos los casos, todavía hoy podemos encontrar ciertos limpiaparabrisas náuticos manuales. Los mismos se activan desde el interior usando un mango. Esto no sucede, sin embargo, en los limpiaparabrisas de los automóviles. En este último caso, todos poseen un mecanismo que se activa a través de la batería.

Limpiaparabrisas náutico

Tecnología

La tecnología punta y vanguardista que rodea al sector del automóvil se reinventa todos los días y hay vehículos donde podemos encontrar limpiaparabrisas de distintas velocidades y con un funcionamiento intermitente (con pausas entre una pasada y la siguiente).

En el sector náutico, quizá por su NO obligatoriedad, la tecnología no ha incidido tanto en estos elementos. Y aunque es cierto que los podemos encontrar hasta incluso de dos velocidades, la innovación de la intermitencia sincronizada e inteligente no ha llegado hasta los limpiaparabrisas náuticos.

Localización y número de limpiaparabrisas

La mayoría de vehículos poseen limpiaparabrisas trasero o limpialuneta trasera y es ideal para los momentos de lluvia intensa. Con ellos, se hace mucho más fácil la tarea de controlar la visibilidad del espacio que vemos gracias a los retrovisores y se pueden prevenir alcances y colisiones. En el mar, por el contrario, la navegación (o circulación) es diferente. No es necesario poseer una limpialuneta trasera aunque nuestro barco posea cabina.

Momento de la sustitución

En los limpiaparabrisas utilizados en los coches, el fabricante recomiendan su cambio al menos una vez al año. No sucede lo mismo en los barcos. Tengamos en cuenta que no es su uso lo que más desgasta a las escobillas. Son las variaciones bruscas en las temperaturas, la incidencia directa del sol y los efectos corrosivos de la humedad.

Cantidad de limpiaparabrisas

Sabemos que la gran mayoría de vehículos poseen dos brazos pantógrafos para limpiar la luna. La idea es que tanto la parte del piloto como del copiloto posean la misma limpieza y visibilidad.

En los barcos, lo normal es instalar un solo brazo en el vidrio o metacrilato de la cabina. Para elegir el ángulo de barrido ideal, habremos de tener en cuenta las dimensiones del mencionado vidrio. En ciertos motores se puede ajustar y en otros se fija, todo depende del modelo. Es ajustable en algunos motores, o se fija según el modelo. El ángulo máximo suele ser de 120 grados.

En los barcos tan sólo se suele instalar un limpiaparabrisas náutico.

Precio del limpiaparabrisas

En los limpiaparabrisas náuticos los precios de los sets completos o de las piezas sueltas de recambio tienen un precio más asequible que en los vehículos. La razón es obvia. Su mecanismo es mucho más sencillo y básico.

A pesar de sus diferencias, los limpiaparabrisas náuticos y los de automóviles son bastante similares.

 ¿Cómo contactar con nosotros?

Hay diversas vías para que tú elijas la que más cómoda te sea. Nos puedes encontrar en el teléfono 652 872 295, en la dirección de correo electrónico info@nauticpassio.com, a través de nuestro formulario de contacto, directamente en nuestra tienda de náutica online. Si lo prefieres, puedes acudir a nuestra tienda física de Port Ginesta (Barcelona).

Por ti y por tu seguridad en la navegación, revisa y conserva en perfecto estado tu limpiaparabrisas náutico.

Ahora ya sabes cuáles son las diferencias entre un limpiaparabrisas náutico y uno para coche.

¡Felices vientos!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *