¿Qué defensas náuticas necesito según mi barco?

Defensas náuticas

Para responder con exactitud a esa pregunta, hay que prestar atención a la eslora de nuestra embarcación. Será esa dimensión, calculada de proa a popa, la que indicará qué defensas náuticas necesito según mi barco. Vamos, antes de nada, a refrescar ciertos conceptos.

¿Qué son las defensas náuticas?

Las defensas náuticas son unos elementos o artilugios que, de varias formas y modelos, funcionan como barrera protectora. Lo que hacen exactamente es defender el casco de nuestra embarcación de choques y colisiones. No solamente con respecto a otros barcos, sino también de elementos fijos del pantalán.

La mayoría de los barcos, por razones de climatología, pasan todo el otoño y el invierno amarrados en puerto. Durante esos largos meses, las embarcaciones se hallan flotando en el agua pegadas a otros barcos.

El movimiento de los barcos atracados es inevitable por las corrientes internas que también se generan en los puertos. En invierno, por lo general, el movimiento de las aguas se produce de norte a sur. Y a ello debemos añadir que habrá una capa superficial directamente influenciada por el viento.

El “danzar” continuo de los barcos es inevitable por las mencionadas corrientes y por el movimiento que generan los barcos al atracar y desatracar del muelle. Si no protegemos nuestras embarcaciones convenientemente nuestro bolsillo se resentirá pagando reparaciones.

Para ello se idean y diseñan precisamente las defensas náuticas. Evitar choques, arañazos y golpes en el casco de tu embarcación depende en gran medida de ti mismo.

¿Qué tipo de defensas náuticas existen?

De diferentes formas, tamaños, diseños y modelos, las más comercializadas son las defensas náuticas cilíndricas fabricadas en PVC. Este tipo incorpora en su interior una cámara de aire capaz de expandirse y contraerse al producirse el choque, absorbiendo gran cantidad de energía. Ese es su mecanismo de funcionamiento.

Las defensas más usadas son las de tamaño cilíndrico

Como hemos dicho al principio, para elegir las defensas náuticas adecuadas tendremos en cuenta la dimensión de nuestra embarcación de proa a popa. Así, usaremos defensas de varios tamaños en función de la eslora.

¿Qué defensas necesito según mi barco (o eslora)?

Para saber las dimensiones de las defensas náuticas que debemos elegir existe una fórmula bastante generalizada. Dependiendo de la forma de la defensa naútica contaremos:

  • 5 centímetros por cada metro de eslora en defensas con forma de esfera.
  • 2 centímetros por cada metro de eslora si optamos por defensas náuticas cilíndricas.

Por poner un sencillo ejemplo, en un barco con una eslora de 10 metros, si optamos por defensas náuticas con forma de cilindro, las escogeremos con un diámetro de unos 20 centímetros aproximadamente.

Si realizas el cálculo y no tienes muy claro qué defensas náuticas entre dos medidas de diámetro, lo mejor es optar por el tamaño más grande.

¿Qué número de defensas náuticas necesitaremos?

Para optimizar su eficacia, para determinar el número de defensas náuticas que usaremos, tendremos en cuenta una serie de pautas:

  • Como muy poco, protegeremos nuestra embarcación con una defensa náutica cada dos metros y medio de eslora. Cuánto menos distancia haya entre ellas, más protegidos estaremos.
  • Independientemente de la longitud que tengamos de proa a popa, nunca cogeremos menos de tres defensas náuticas por cada banda. Importante es también que una de las defensas debe ser de tamaño superior al resto.

¿El tamaño de las defensas náuticas que necesito según mi barco es importante?

Aunque pueda sonar a chiste o comentario jocoso, el tamaño es importante. ¿Hasta qué punto? Daremos a este extremo la relevancia que requiere sin pecar de exagerados.

El tamaño importa y, además, mucho

Se trata de usar el sentido común y aplicar criterios de proporcionalidad. Si nos pasamos de tamaño su almacenaje nos puede dar algún que otro quebradero de cabeza innecesario.

Es cierto que algunas embarcaciones disponen de una especie de parrillas donde aposentar las defensas náuticas cuando se están usando, pero la gran mayoría carecen del mismo.

En caso de duda al respecto, lo ideal es contactar con tu experto náutico. Para alguien especializado en el sector, es un asunto fácil de resolver.

¿Cómo colocaremos las defensas náuticas en nuestra embarcación?

Todo depende de la maniobra que vayamos a realizar. Así distinguiremos al respecto entre dos acciones típicas:

  • Atraque de costado (tanto de proa como de popa). En este caso colocaremos las defensas náuticas por encima de la línea de flotación (sin tocar el agua).
  • Abarloamiento de una embarcación a otra. Se trata de amarrar un barco a otro que está fondeando o atracado en puerto. La manera de proceder en cuanto a defensas náuticas reviste gran importancia para no dañar los cascos. Siempre las pondremos en el punto más ancho de la manga.

Si la maniobra es muy complicada, lo ideal es unir varias utilizando cabos y formar una defensa náutica de gran dimensión.

Conservación y uso de las defensas náuticas según tipo de barco

Además de lo expuesto en cuanto al número, tamaño y colocación de las defensas náuticas, seguir ciertas pautas optimizará su eficacia y rendimiento. Veamos las más importantes:

  • Las defensas náuticas deben ser objeto de renovación periódica porque no son eternas. Conforme van recibiendo golpes van estropeándose y perdiendo eficacia.
  • Les daremos una fregada de vez en cuando aprovechando el baldeo general. Usaremos agua, jabón y una esponja y así evitaremos que aparezcan en su superficie las temidas y perennes manchas marrones. Conocidas como “miel” de las defensas náuticas, en principio conforman una capa viscosa de grasa que al secarse forma una costra muy difícil de eliminar y capaz de manchar el casco de la embarcación.
  • Las amarraremos sobre el guardamancebo o en las bases de los candeleros.
  • Si vestimos las defensas náuticas con fundas lavables que se ajusten a su tamaño y morfología, alargaremos su vida útil y optimizaremos su función protectora.
  • Siempre seguiremos las instrucciones e indicaciones dadas por el fabricante. En las hinchables, habrá que comprobar el nivel de presión al menos una vez al año con un manómetro.

Sigue estas pautas de mantenimiento y optimiza la eficacia y eficiencia de tus defensas náuticas.

En conclusión, ¿qué defensas náuticas necesito según mi barco?

Ahora ya disponemos de toda la información para respondernos a la pregunta de origen y poder escoger las mejores defensas náuticas según sea nuestra embarcación.

No obstante, como el asunto no es baladí, quedamos a tu entera disposición para asesorarte sobre cualquier extremo que te genere dudas. Sólo recordarte que nuestra experiencia en el sector sobrepasa los 25 años y que estamos encantados de ser tu empresa de referencia.

¿Aún no sabes cómo contactar con Nautic Passio?

Puedes visitar nuestra tienda de náutica online, enviarnos un correo electrónico a info@nauticpassio.com, llamarnos al teléfono 652 872 295 o enviarnos un formulario de contacto. También puedes contactarnos a través de nuestras redes sociales. Tú eliges el medio, Nautic Passio hace el resto.

A partir de ahora podrás disfrutar de las mejores defensas náuticas para tu barco a un precio fabuloso.

¡Felices vientos!

Defensas náuticas, qué son, usos, tipos, marcas y precio

Defensas náuticas para barcos

¿Qué son las defensas náuticas?

Las defensas náuticas son dispositivos que se colocan en el costado de la embarcación para protegerla de otros barcos y de elementos fijos del muelle.

En otras palabras, podemos decir que son el “parachoques” del barco, protegiendo su casco de golpes y roces costosos e indeseados.

Las defensas náuticas son elementos imprescindibles de seguridad

Para las personas nada familiarizadas con el argot náutico diremos que son una especie de cápsulas o supositorios que flotan alrededor de las embarcaciones. Si pensamos en un barco atracado en un puerto, a buen seguro nos vienen a la mente imágenes de defensas náuticas.

¿Para qué sirven las defensas náuticas?

El fin de la temporada estival y la llegada del otoño nos obliga a dejar a flote nuestras embarcaciones en el puerto. Ello se traduce en una exposición a las inclemencias y a la resaca cuando los temporales azotan con dureza.

Como sabemos, los barcos se mueven cuando permanecen atracados y los puntos de amarre distan muy poco unos de otros. Si las condiciones son adversas y el movimiento del mar se intensifica, los barcos irremediablemente chocan. Lo pueden hacer entre sí y contra cualquier elemento fijo del puerto.

Con el fin de evitar daños en el casco de los barcos, se idearon y diseñaron las defensas náuticas. Aminorar las consecuencias de esos conatos de impacto entre naves es su función principal.

También juegan un papel importantísimo de defensa y protección cuando realizamos las maniobras de atraque y desatraque.

Son elementos imprescindibles que nos van a ahorrar muchísimos disgustos y dinero en reparaciones. Pero para que eso suceda, las defensas náuticas deben colocarse siguiendo ciertas pautas para que la protección sea óptima.

Además de todo lo mencionado, su funcionalidad también va íntimamente relacionada con el tipo de defensa náutica que escojamos para defender el casco de nuestro barco.

¿Qué tipos de defensas náuticas nos ofrece el mercado?

Existe un amplio abanico de defensas náuticas en función de su forma, diseño y material empleado en su fabricación.

Las más habituales son las fabricadas en PVC. Las mismas incorporan dentro una cámara de aire para realizar con eficacia la función protectora del casco. Ello es así porque este material es altamente resistente a la abrasión solar y a la humedad. También las encontramos de vinilo y hasta incluso inflables.

Para escoger una u otra atenderemos, además de lo mencionado en cuanto a material y diseño, a las medidas de nuestra embarcación. Así, según la forma que presenten podemos encontrar:

Tipo de defensas según su forma

Defensas náuticas cilíndricas

Son ideales para muelles de atraque y las podemos encontrar de diferentes medidas y diámetros para adaptarlas a las necesidades de nuestra embarcación. Suponen, sin ninguna duda, la opción más eficaz y económica en aras de proteger los costados de nuestro barco.

Pueden colocarse vertical (es lo más usual) u horizontalmente para proteger mayor o menor longitud.

Es importante saber que la longitud de las defensas náuticas cilíndricas debe ser igual a 2/3 de la altura de la obra muerta de nuestra embarcación.

Defensas náuticas planas

Al ocupar muy poco volumen, las utilizaremos como elemento de protección cuando los barcos estén muy apretados en el muelle. Fabricadas con espuma de polietileno, no absorben el agua ni los hidrocarburos y jamás se desinflan. Este material semirrígido hace a las defensas náuticas planas las más limpias, porque no ensucian el casco y se adecentan con facilidad.

Tampoco remontan ni ruedan y se pueden utilizar sin problema en las embarcaciones neumáticas. Su almacenamiento es sencillo.

Las defensas náuticas planas se almacenan fácilmente en nuestro barco

Tipos de defensas náuticas según su localización

Defensas náuticas de proa

Las podemos encontrar de diversos materiales y formas (aro, escudo, boomerang…). Al final, todas las defensas náuticas de proa convergen en la misma funcionalidad: proteger la proa de los indeseados golpes del ancla.

Defensas náuticas de popa

Se utilizan para defender la zona trasera de la embarcación y también las podemos encontrar de diferentes formas y materiales.

Otras categorías de defensas

Defensas náuticas adaptables

Habitualmente fabricadas en PVC, son el tipo de defensa náutica más vanguardista del mercado. Por su estructura flexible se adaptan perfectamente a cualquier parte del casco que queramos proteger.

Defensas náuticas para pantalán

Son del tipo bumper y se utilizan para prevenir los choques contra el pantalán durante las maniobras de atraque y desatraque. Es altamente aconsejable en lugares ventosos. Este tipo de defensa va instalada como elemento fijo en la estructura del pantalán (no en la embarcación).

Defensas náuticas de peldaños

Ideadas para cumplir una doble misión: proteger el casco al igual que las otras defensas náuticas y facilitar el acceso y subida a bordo de la embarcación. Se caracterizan por cierta flexibilidad.

Las mejores defensas náuticas de peldaños están fabricadas en PVC resistente a la humedad y al salitre.

Defensas náuticas con eje perforado

Su principal ventaja es que a través de dicha perforación podemos introducir un cabo. Son hinchables y las hay de diferentes tamaños.

¿Qué marcas de defensas náuticas hay en la actualidad?

En Nautic Passio trabajamos con las marcas más punteras del mercado. Analizamos sus productos y ofrecemos a nuestros clientes los más competitivos en el inseparable binomio de calidad-precio. Por ello, en nuestro extenso catálogo encontrarás defensas Polyform o FENDRESS a un precio increíble.

En concreto, comercializamos defensas náuticas Polyform de varios tamaños diseñadas especialmente para proteger las embarcaciones de recreo. Dichas defensas van reforzadas en sus laterales para resistir mucho mejor a las inclemencias del tiempo. Incluyen una válvula de seguridad.

Las defensas náuticas Polyform son una opción ideal para las embarcaciones de recreo

¿Cuáles son los precios de las defensas náuticas?

Si tenemos en cuenta la variada tipología en cuanto a formas y materiales, hablar de un precio unitario sería un error por nuestra parte.

La horquilla de precios es tan amplia como todos los modelos disponibles y esto supone una excelente noticia para los usuarios. La variedad genera oferta y competitividad y ello repercute finalmente en el ahorro del comprador.

Hay defensas náuticas para “todos los públicos” a nivel económico que cumplen con total eficacia su función protectora de los cascos de las embarcaciones.

En Nautic Passio, desde 5,54 € puedes hacer tuya una defensa náutica inflable de eje perforado apto para un cabo de 100x 300 mm en color blanco. A partir de aquí tú decides.

Nuestro consejo, como no podía ser de otro modo, es que te pongas en contacto con tu asesor náutico a la hora de proteger tu embarcación. Sin duda, más vale prevenir que curar. Sólo recordarte que nuestra experiencia en el sector sobrepasa los 25 años y que estamos encantados de ser tu empresa de referencia.

Gracias por hacer de Nautic Passio tu empresa de referencia

¿Aún no tienes protegida tu embarcación?

Tranquilo, estás a tiempo de evitar males mayores. Ponte en contacto con nosotros y encantados te asesoraremos.

Puedes encontrar nuestra tienda física en Port Ginesta, local 519 de Castelldefels (Barcelona), puedes ponerte en contacto con nosotros en el teléfono 652877295 o usando nuestra dirección de correo electrónico info@nauticpassio.com.